Sunday, 9 December 2007

Agonía, muerte y venta de los tigres de Guilin

El cartel situado en la entrada del recinto asegura que se trata de un 'parque natural'. En su interior, 1.400 tigres agonizan en jaulas donde viven hacinados, sin comida y esperando una muerte segura que forma parte de un negocio millonario. Los cuerpos de los animales serán descuartizados y vendidos a empresas asiáticas que fabrican con ellos desde vino a pastillas que supuestamente potencian el vigor sexual.
Una tras otra, decenas de jaulas se extienden en la inmensa explanada del Parque de Tigres Xiongsen de Guilin, en China. La mayoría de los animales han perdido gran parte del pelo y hasta la mitad de su peso normal. El propietario, Chau Wei Sum, asegura que pronto se quedará sin fondos para seguir alimentando a los tigres y que muchos no sobrevivirán al invierno. ¿Malas noticias? No para él.

Articulo