Saturday, 25 August 2007

Un centro comercial sólo para judías ultraortodoxas

El centro comercial de Bnei Brak parece la típica tienda grande de provincias. Un dependiente con kipá vende móviles a la entrada, junto a un comercio de ropa infantil y otro de objetos religiosos judíos. Nada del otro mundo en la capital ultraortodoxa de Israel, a tiro de piedra de Tel Aviv. Las sorpresas empiezan al subir a la primera planta, al Hamashbir, una especie de El Corte Inglés local. Todas las clientas son mujeres. Visten manga larga, falda hasta el tobillo y medias tupidas, aunque el verano es asfixiante. Son judías ultrarreligiosas de compras en una tienda diseñada para ellas, atendida por personal femenino y vetada a los hombres. Articulo



El radicalismo SIEMPRE es malo - venga de donde venga-.